Estatua de la libertad de Nueva York

Cómo dormir barato en Nueva York y no morir en el intento

Preparar un viaje a Nueva York siempre es adrenalínico. Sentir que vas a estar caminando por las calles de una de las capitales del mundo es cuanto menos, motivador. Hasta que ves el precio del alojamiento y sabes que dista bastante de tu presupuesto ideal. Y como lo hagas coincidir con fin de año, puede costarte un hígado. Sin embargo, conseguí dormir 7 noches en Brooklyn por tan solo 70€ en total (¡¡incluyendo seguros!!). Hoy te explico cómo puedes dormir barato en Nueva York.

Plataformas de alojamiento colaborativo

Si navegáis por el blog, encontraréis un artículo sobre NightSwapping. Una plataforma donde ganabas puntos al alojar a gente para luego gastarlos en otros lugares. La había dejado de lado porque costaba mucho encontrar alojamiento disponible. Buscando nuevas opciones, conocí Home Exchange en un evento que organizaron en Barcelona para su comunidad y nuevos interesados. En esos eventos regalan (aun más) puntos de bienvenida, por lo que puede arrancar en la plataforma sin preocuparme demasiado. Además, como te conocen en persona, te verifican la cuenta y dan algún punto extra (aun así, con el alta ya tienes suficiente para algunas noches).

De todas formas, es importante que sepas por qué no es Couchsurfing, ni tampoco una fuente de ingresos como AirBNB. Home Exchange se basa en un intercambio de favores sin que nadie gane nada económicamente hablando. Los anfitriones suman puntos cada vez que una persona duerme en sus hogares. Esos puntos se pueden gastar después en noches en casas de otras personas. De esta manera, podrás ofrecer alojamiento con tus habitaciones o casas de más sin enfrentarte a Hacienda para luego ahorrar en tus propios viajes.

Al no ser una fuente de ingresos, la selección de huéspedes o anfitriones es menos agresiva. Seguramente tus vecinos no acaben cansados de esas visitas, pues las referencias anteriores te ayudan a entender quién viene.

¿Intercambio de casas? Sólo si tú quieres.

Aunque la plataforma sea la nueva marca de Intercambio de Casas, la realidad es que no es necesario. Si ambas partes coinciden en días, se pude cambiar un destino por el otro. Tu vas a casa de otra persona, y esa persona se viene a la tuya. Si no es así pero tu casa o habitación está libre, puedes ofrecerla como posibilidad y acumular los puntos que comentaba antes. Ya tendrás tiempo de gastarlo más adelante.

Lo más importante aquí es ser claro en el perfil, explicar qué buscas, qué ofreces (casa entera o una habitación privada) y si estás abierto a intercambios recíprocos o no. También es conveniente tener el calendario de disponibilidad al día. Esto te ayudará a salir en las búsquedas de más personas y conseguir más puntos. Es interesante saber que los puntos se suman cuando se llega a un acuerdo de intercambio, ¡no hace falta esperar a que se vaya el invitado!

10€ por noche, por si las moscas.

Como siempre, no hay nada gratis en la vida. Al usar la plataforma de Home Exchange se paga 10€ por noche. Este dinero se va directamente a Home Exchange. Con ello pagan los costes de la plataforma y a toda la gente que trabaja para evitar que te encuentres con problemas por el camino.

Estos 10€ por noche, además significa viajar con un seguro de responsabilidad civil, ¡por si las moscas! También es bueno saber que Home Exchange sale al rescate de los invitados que se encuentran con problemas o lugares que no coinciden con el anuncio. Esos 10€ son parte de este servicio y responsabilidad de la plataforma.

Brooklyn Museum en Nueva York
Mi segundo alojamiento en Brooklyn estaba al lado del Brooklyn Museum (Nueva York).

Dormir en Nueva York con Home Exchange por fin de año.

Dormir en Nueva York nunca es económico. Las dos veces que he ido me quedé impresionado como con 40€ solamente conseguías una noche en un dormitorio masivo. Subir el listón significa desembolsar bastante dinero, sobre todo si pretendes quedarte en las zonas más populares.

En mi primera visita a Nueva York, en 2013, usé AirBNB. Pagamos cada uno de nosotros 40€ por dormir en una misma habitación dentro de un apartamento. La realidad fue que al llegar allí, apenas había lugar para 2 personas y el salón estaba ocupado por otros invitados que dormían en un colchón en el suelo. Llamamos a AirBNB y se desentendieron del problema, ¡a pesar que el anuncio indicaba que la habitación era para tres personas! Mas amigos tuvieron problemas con AirBNB el año pasado, pues la ciudad seguía su cruzada en contra de este tipo de alojamiento.

Home Exchange se presenta como la otra cara de la moneda. La comunidad es más reducida y eso permite trabajar basándose mucho más en la calidad. Me sorprendió ver como mucha gente respondía con celeridad a las propuestas de alojamiento en fantásticos apartamentos. O en apartamentos compartidos con mucho hype. Pese a buscar alojamiento para fin de año, conseguí en apenas 2 días de mensajes 2 opciones muy interesantes en Brooklyn.

Alojamiento económico en Brooklyn

Mi primer apartamento en Brooklyn era compartido con más gente, durante 5 noches. Normalmente viven unas 7 personas en ese apartamento, pero al estar de vacaciones la mayoría, acabé siendo el mejor amigo de Klaus, el gatito de la comunidad. Obviamente, para quedarte a dormir en un apartamento compartido, hay que ser un poco abierto de mente. Yo siempre me encontré todo ordenado y limpio pero, al ser tantos, eso puede cambiar en cuestión de segundos. Aun así, no fue mi caso. Todo fue sobre la seda y siempre tuve un par de personas de referencia por si tenía problemas. ¡Ah! y los consejos para uno de los mejores cafés de Brooklyn.

La segunda casa fue por dos noches solamente. Ni conocí a los anfitriones, pues me dejaron las llaves cerradas bajo código en un escondite. A la hora de llegar me dieron indicaciones por teléfono y pude disfrutar de su increíble piso de diseño a unos pasos de los museos de Brooklyn. Realmente fue un piso que me impresionó, pues en Air BNB podría haber costado 150€ por noche ¡y a mi me había salido por 10€! ¡Y a 5 minutos de los metros express al centro de Manhattan! Mi anfitriona en este apartamento también me envió una lista infinita de recomendaciones locales. Perfecto para conocer el Brooklyn más auténtico.

Normalmente viajo a buenos hostales, por lo que tanto detalle en este segundo piso me resultó hasta extraño. Sin embargo, me confirma que hay fantásticos anfitriones dispuestos a salir de su zona de confort, abrir las puertas de su casa y generar conexiones mucho más auténticas.

Os animo a echa run vistazo a la red y comprobar como hay pisazos por el mundo que no os van a costar tanto. Así como a ofrecer vuestra casa (o segunda residencia si la tenéis), para que grandes viajeros con menos presupuesto puedan disfrutar tanto del mundo como vosotros.

David Lopez
Seguir David Lopez:

David López es el fundador del blog de viajes De Pronto A Bordo. Basado en Barcelona pero muy a menudo por Berlín. Ha estudiado diseño gráfico y de interiores, pero se ha redifinido bastante rápido como trotamundos. A punto de visitar su país número 34, tras haber vivido en 5 países europeos. Al ser las distancias en Europa muy cortas, ha empezado a explorar el mundo en 2012 de manera más espontánea, y ahora, escribe sobre ello.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.