Proyecciones LEV festival

Festival LEV, un Gijón visualmente electrónico

publicado en: Asturias, España, Europa, Gijón | 0
Cuando insisto en que hay que buscar excusas para viajar, no es en vano. Gijón es, por mil razones, un destino apetecible y recomendable, pero se convierte en algo especialmente fascinante cuando el denominado Laboratorio de Electrónica Visual (LEV) se apodera del centro y de la joya arquitectónica gijonesa, la Laboral.

“Laboratorio” es un eufemismo para “festival”, pero pronto veréis que hay suficientes razones para darles la razón. El festival LEV propone diferentes maneras de acercarse a la electrónica. Aquí os dejo un repaso que se convierte en un perfecto plan para el puente del primero de mayo. Las fechas del Festival LEV en 2018 serán del 26 al 29 de abril. Además, ¡este año es un puente de 4 días!

Actuaciones en la sala de pinturas durante el LEV festival
Actuaciones en la sala de pinturas durante el LEV festival

Un festival de electrónica pausado

Cuando pienso sobre la principal cualidad del festival LEV me quedo con su factor local, tranquilo y entre amigos. Pese a reunir a nombres fascinantes de la electrónica, no tendremos que empujar ni hacer largas colas. Todo se desarrolla en un espacio gigantesco, la Laboral, haciendo uso de sus emblemáticas localizaciones a lo largo del día.

Pese a las dimensiones, hablamos de un único escenario en diferentes ubicaciones. Cada momento del festival se desarrolla en un lugar diferente y esto imprime un carácter diferente a cada fase. Desde un distendido vermut electrónico en las canchas deportivas, a sesiones de DJ en una sala de pinturas y hasta las naves para el cierre en modo club.

La plaza central de la Laboral es el centro comunicador del Festival LEV
La plaza central de la Laboral es el centro comunicador del Festival LEV

Pero lo más impresionante de este festival, al menos para un primerizo como yo, es la parte que se disfruta sentado. Sí, sentado. Más de dos mil butacas se ocupan durante 3 horas con un ansioso público que espera los mejores audiovisuales, en directo o no, acompañando al mejor ritmo (esta, ya claro, en directo).

El Festival LEV como parásito creativo

Y si muchos creen que dejar el festival alejado del centro significa darle la espalda, están muy lejos de la realidad. La Laboral es un lugar emblemático: la universidad, un centro de exposiciones, un teatro. En definitiva, el corazón de la cultura contemporánea que late con intensidad en cuanto llega la primavera (durante el invierno, cual oso pardo, entra en un letargo que cierra sus espacios expositivos).

La entrada al Festival LEV en La Laboral muestra la primera de varias instalaciones lumínicas
La entrada al Festival LEV en La Laboral muestra la primera de varias instalaciones lumínicas
El Festival LEV imvade también el centro de Gijón con obras como esta, en el interior de una capilla
El Festival LEV imvade también el centro de Gijón con obras como esta, en el interior de una capilla
El Festival LEV imvade también el centro de Gijón con obras como esta, en el interior de una capilla
El Festival LEV imvade también el centro de Gijón con obras como esta, en el interior de una capilla

Pero además, el festival de electrónica visual cobra más vida todavía aprovechándose de espacios del centro que gritan deseosos de ser intervenidos. Se acerca a todos los ciudadanos (permanentes o temporales) con instalaciones creativas, hipnóticas, fotogénicas… que invaden espacios tan diferentes como capillas o instituciones.

Las cinco instalaciones repartidas por el centro de la ciudad suponen despertar el interés por un nuevo arte que ya es tendencia. No es casualidad que muchas ciudades europeas apuesten por los festivales de iluminación y del digital media.

Si eres tan fan como nosotros de los festivales de iluminación, te recomendamos estas citas por Europa

Un privilegio diferente

Cada vez que a uno le ponen un brazalete en un festival, le entra una extraña sensación de poder o popularidad. En el caso del LEV es tal vez más notorio al saber que eres uno de los pocos miles con una entrada. Pero no confundamos lo cuantitativo con lo cualitativo. El LEV es un festival consolidado, con un público fiel más allá de las fronteras de Asturias y un cartel subversivamente goloso. Pero solo unos pocos disfrutarán de la comodidad de sus espacios y la calidad de su cartel.

Sólamente entrada la madrugada dan acceso a más público con la apertura de las naves
Sólamente entrada la madrugada dan acceso a más público con la apertura de las naves
Las instalaciones del centro, abiertas a la multitud, resultan un viaje introspectivo
Las instalaciones del centro, abiertas a la multitud, resultan un viaje introspectivo

Los precios distan mucho de lo que grandes festivales cobran, y es que se supone que el riesgo de lo alternativo desciende los precios. Fuese como fuere, en 2018 los abonos seguramente costarán en línea al 2017, 30€ para 1 día y para todo el fin de semana apenas 50€. Precios sorprendentes para un festival que te dejará los ojos abiertos.

Entre actuación y actuación tienes un descanso para salir a por algo de comer o beber, pero no lo podrás meter dentro del teatro. Comer en el festival no saldrá claro, pero te dejará saciado con un buen bocata de cachopo por apenas 5€ (y evitar la denominada muerte por cachopo que experimentaba Juana también en Asturias)

David Lopez
Seguir David Lopez:

David López es el fundador del blog de viajes De Pronto A Bordo. Basado en Barcelona pero muy a menudo por Berlín. Ha estudiado diseño gráfico y de interiores, pero se ha redifinido bastante rápido como trotamundos. A punto de visitar su país número 34, tras haber vivido en 5 países europeos. Al ser las distancias en Europa muy cortas, ha empezado a explorar el mundo en 2012 de manera más espontánea, y ahora, escribe sobre ello.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.