Panamá | De Pronto A bordo

Primeros pasos en Panamá

publicado en: América, Panamá | 1

No son pocos los que me han preguntado “por qué” he elegido Panamá, y voy a ser sincero: por una parte, una oferta que no llega a los 400€ ida y vuelta; por otra parte, conocidos en Panamá que nos abrirán las puertas no solo de su casa, sino de un país por descubrir y en ocasiones muy ignorado. Tal vez no tener a Panamá entre los destinos de primer orden lo hace todavía más apetecible: y así ha sido. Aquí os dejo mis consejos y primeros pasos en Panamá.

Han sido dos semanas en Panamá en las que hemos recorrido el país de Este a Oeste, de Pacífico a Atlántico, de influencia estadounidense a territorio indígena, de urbanidad a naturaleza virgen… Comenzamos en su capital, Ciudad de Panamá, para continuar hacia un territorio más virgen en Santa Catalina e isla de Coiba. Posteriormente continuamos hacia el Atlántico y su mar Caribe en el archipiélago de Bocas del Toro para volver a recorremos todo el país de vuelta hasta el archipiélago de San Blas. Cuatro puntos básicos que recorren el país y que dejan más posibilidades en el camino por falta de tiempo (y por un par de errores organizativos de los que aprender).

Primeros pasos Panamá | De Pronto A bordo
Hostal La Panamericana en el Casco Viejo de Ciudad de Panamá

Los primeros días en la capital nos ayudan hacernos con el ritmo del país, organizado pero dentro de su particular caos. Aprendemos que no existen las direcciones, sino las descripciones de como llegar (no esperes tener una calle y un número, es imposible). Y sobre todo comenzamos a descubrir o recordar que estamos de vacaciones y que el ritmo de Panamá nos ayudará: tenemos que dejar contagiarnos. Eso sí, madrugando, pues el país se levanta y acuesta temprano (y como españoles, esto es difícil de llevar bien).

A parte de estos consejos básicos, nuestros amigos en Panama City nos advierten de la necesidad de evitar las “zonas rojas” de la ciudad. Además, algunas de estas zonas son vecinas de lugares de interés turístico, por lo que no es muy aconsejable salir a callejear si no estamos seguros de la zona. El Chorrillo o las zonas colindantes de Panamá Viejo no son muy recomendable, por ejemplo. Por suerte nos alojamos en la zona de la iglesia de Virgen del Carmen, que nos permite coger taxis a casi todas las partes interesantes de la ciudad pagando apenas 2,5 dólares el viaje (¡esta es otra!, sí, los dólares americanos son la moneda oficial, sin trampa ni cartón).

A la hora de subir a un taxi hay dos consejos básicos a seguir: no hacerlo a ninguno que lleve dos personas dentro (pues seguramente te intenten robar) y negociar el precio de antemano y con seguridad. Si te ven dudar en el precio, se inventarán cualquier excusa para cobrarte de más, ya que no llevan taxímetro (sí encontrarás tarifas oficiales para ciertos trayectos más largos en algunos pueblos). Volviendo a los barrios, si puedes elegir, opta por El Carmen, El Cangrejo o San Francisco. Casco Viejo (no confundir con Panamá Viejo) es una buena opción si no te importa estar en un extremo de la ciudad y soportar el ruido de su animada noche.

Primeros pasos Panamá | De Pronto A bordo
Gamboa, Panamá

Nuestra opción en Ciudad de Panamá, Virgen del Carmen, está al lado de una estación del nuevísimo metro, por lo que podemos llegar a la estación de autobuses en apenas unos minutos. La estación de autobuses de Albrook se convertirá en vuestro inicio y fin de viaje en varias ocasiones, casi asegurado. Sobre el metro, baratísimo, no os contaré demasiado… es tan sencillo como que solo tiene una línea de tres futuras.
Primeros pasos Panamá | De Pronto A bordo
El Granito de Oro, Panamá

Lo que sí que es importante saber es la diferencia entre la tarjeta Metrobús (para bus y metro, recargable y que funciona sin contacto, como una Oyster londinense) y la tarjeta RapiPass que a parte de estos servicios, incluye el paso del torno de la estación de Albrook. Cada vez que cojan un bus que sale de la ciudad, es necesario pagar en el torno los 10 centavos que cuesta el servicio de la estación. Es decir, el primer día al llegar, haceros con una RapiPass en la estación de Albrook, pues lo incluye todo. Esto resulta un poco confuso para muchos, pues en los buses interurbanos pagas el torno con la tarjeta, pero en efectivo al conductor al llegar a destino, mientras que en los autobuses urbanos (modernos) no es necesario pagar el torno, pero sí aproximar la tarjeta para que os descuenten la tarifa básica al entrar. Y si esto no era suficientemente confuso, encontraréis los Diablo Rojos, unos autobuses infernales (por el calor, por el ruido, y por la agresividad de conducción) reciclados de Estados Unidos y tuneados con motivos coloridos y lemas como “Regalo de Dios” o “new Generation”, cada cual más creativo. Por suerte para la seguridad de los panameños, van pasando poco a poco a la historia y se sustituyen por flotas más modernas con líneas regulares. Los diablos rojos hacen ruido, y por eso los verás tanto en rutas urbanas como interurbanas, con vendedores ambulantes, con música a todo volumen, con televisiones de plasma en su interior… Subirse a un Diablo Rojo es como una caja de bombones. Otro punto importante de los autobuses: saber a qué hora pasa el último autobús, especialmente al salir de Ciudad de Panamá, pues algunas veces os encontraréis que es tan temprano como las 4 de la tarde.

Otra de las reflexiones al recordar las «zonas rojas» es la necesidad de ir siempre documentado. Panamá es un país de tránsito en el mundo del narcotráfico, por lo que es muy común que siendo extranjero te pidan la documentación. A nosotros nos pasó en al menos tres ocasiones. Eso sí, siempre han sido muy correctos y al comprobar que eres turista te tratan mucho más amablemente. De hecho, al entrar en la isla de Coiba es necesario registrarse, así como pasar un control antes de llegar a la zona de Bocas del Toro.  No llevar la documentación contigo puede arruinarte un día entero de viaje. Por suerte, no ha sido nuestro caso, y en las próximas semanas te contaremos lo bien que nos lo hemos pasado.

David Lopez
Seguir David Lopez:

David López es el fundador del blog de viajes De Pronto A Bordo. Basado en Barcelona pero muy a menudo por Berlín. Ha estudiado diseño gráfico y de interiores, pero se ha redifinido bastante rápido como trotamundos. A punto de visitar su país número 34, tras haber vivido en 5 países europeos. Al ser las distancias en Europa muy cortas, ha empezado a explorar el mundo en 2012 de manera más espontánea, y ahora, escribe sobre ello.

  1. Excursiones desde Ciudad de Panamá: Canal & Gamboa | De Pronto A Bordo

    […] Para tomar el autobús que te lleva a las exclusas de Miraflores o a Gamboa, basta con ir a la estación de autobuses de Albrook e ir a las últimas dársenas en el ala derecha si se entra desde la estación de metro (o las últimas en el ala izquierda si entras desde el gigantesco centro comercial que hay al lado). De todas formas, por el camino encontrarás un punto de información, que es el que siempre hemos usado para orientarnos en semejante edificio. En Albrook encontrarás varias salas de comidas donde se puede comer por muy poco dinero todo tipo de platos, y es toda una recomendación si viajáis justos de presupuesto. Recuerda que para pasar los tornos de acceso a las dársenas necesitarás la RapiPass, como te comentábamos hace unos días en nuestro primer post sobre Panamá. […]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.