Redescubriendo Lisboa.

publicado en: Europa, Lisboa, Portugal | 5

Una vez superado el primer golpe de nostalgia y de haber despertado del sopor del reencuentro con Lisboa, era hora de salir a descubrirla de nuevo, a perderme como lo había hecho ya alguna vez, y dejarme llevar por el ritmo accidentado de sus calles.

Lisboa nos mostró muy orgullosa todos sus cambios y también aquello que por más que pase el tiempo y cambien los rostros, los lugares y las estaciones no cambia, todavía es una aventura a lo Mad Max coger el bus. Fue al mismo tiempo terrorífico y reconfortante sentir, de nuevo, las sacudidas violentas, la impresión de que en cualquier momento habrá una pelea o un accidente y bajarte del bus con un respeto renovado por la vida y los pequeños milagros que logran que sobrevivas a un trayecto en bus por Lisboa. Algunas cosas, simplemente, no cambian.

Pero este post es sobre descubrimientos que han logrado que haya un nuevo viaje a Lisboa agendado para el verano.

The Travellers House.

Rua Augusta 89.

 

Lisboa10_web

Conocí este lugar la primera vez que viaje a Lisboa de una forma poco heterodoxa, básicamente por qué vivía justo detrás y me encontraba todo el tiempo con turistas dubitativos preguntando dónde quedaba este hostal. Al final, algún día me colé y me pareció muy agradable, así que lo guardé en mi cabeza para futuros viajes. Y vaya que fue una gran decisión.

No solo es agradable saberte en el centro (Rua Augusta) de Lisboa y estar en un lugar tan tranquilo y acogedor, también lo es el hecho de tener lo mejor de la hospitalidad portuguesa pendiente de que tengas una buena estadía. Los chicos de The Travellers House, saben muy bien cómo atender a un viajero, del tipo de que sea. Porque así como puedes compartir mesa al desayuno con una pareja jubilada de Leeds, también te encontrarás con un DJ tailandés recién llegado a una nueva vida, y todos estarán contentos.

Mención aparte lleva el desayuno. De varias opciones, todas muy suculentas, la de huevos revueltos con bacon es la ganadora. No solo el olor es glorioso, pero los huevos están en el punto perfecto de textura suave y jugosa, pero el bacón… es bacon crujiente.  Otro gran punto a favor de este esplendido desayuno es el pan, pan portugués lo que quiere decir: pan muy bueno.  No es un desayuno buffet lleno de posibilidades, pero como vengo defendiendo en varios de post, menos es más. Sobre todo si se prepara a la vista y te das cuenta del cuidado que le ponen a la preparación.

La Travellers House también nos dio la oportunidad de disfrutar de una habitación privada con baño privado, en un lugar privilegiado. Muy conveniente para aquellos que ya tenemos una edad y valoramos la siesta a niveles bíblicos, al estar en el centro fácilmente puedes hacer paradas técnicas para seguir luego el paseo. Y esperamos que este paseo te lleve a la Rua Do Loreto, donde encontrarás otro de los grandes descubrimientos:

Manteigaria, Fábrica de Pasteis de Nata.

Rua Do Loreto 2.

 

Lisboa6_web

Cómo fan innegable de los pasteles de nata, saber que una nueva leyenda gastronómica estaba a punto de nacer en este pequeño local en la Praça Luís Camoes, me empujó a ir casi nada más pisar Lisboa. Al ser un local tan pequeño, con una producción pequeña pero constante (siempre hay alguien haciendo pasteles), se garantiza una frescura y textura crujiente única y siempre presente en cada uno de los pasteles que te comas. La Manteigaria tiene un horario ininterrumpido de 8 a 12 de la noche, por lo cual es fácil pasar no una, sino varias veces al día por uno o varios de estos magníficos pastelitos y acompañarlo con un café, que como bien sabemos, al ser portugués es fenomenal. Se come en barra, no hay sillas, pero esto te da la gran ventaja de poder llevarte los pasteles a comer a cualquiera de los rincones especiales de esta gran ciudad. Mi recomendación personal es coger cuantos pasteles puedas, y quieras, y comerlos en alguno de los miradores cercanos, como el de Sao Pedro de Alcântara o el de Santa Catarina, ambos a menos de 5 min de distancia y con vistas maravillosas.

Lisboa8_web

Y aquí finaliza este post, no sin antes decir que falta mucho por decir y poco espacio para hacerlo, así que pronto vendrá más de Lisboa, la muy noble y siempre leal.

CONTINUARA…

¡Sigue descubriendo secretos sobre Portugal!

(o explora nuestro blog haciendo click en el destino que te interese de nuestro mapa)

Seguir juanamaol:

Juana es arquitecta, colombiana. Cree en la constante búsqueda estética de lo que le rodea, cree en la observancia del entorno como forma de entender la arquitectura y la ciudad y el mundo, cree en los viajeros irreverentes detractores de convencionalismos y es partidaria de la iconoclastia. Cree en hablar cuántas lenguas quepan en la cabeza, cree en escribir y leer como método liberador. Cree en la curiosidad y la creatividad y en nunca dejar de aprender.

Últimas publicaciones de

5 Respuestas

  1. Eva

    Ay madre… Nostalgia pura. Adoro Lisboa y hace ya años que no paso por alli. Me has traido un trocito de ciudad a la mente. Seria una buena catadora de pasteis ???

  2. Maruxaina

    Vaya…no tenía ni idea de la Manteigaria, me la apunto sin duda, igual que el hostal!!Muy buena pinta 🙂
    Siempre descubriendo cosas nuevas en Portugal con vosotros!!Un abrazo!

  3. Sabela

    Tomo nota de elos dos lugares porque el hostal tiene una muy buena pinta y soy adicta a los dulces! Si es que Lisboa tiene tanto por descubrir!!! Super fan de Portugal! 🙂
    Un abrazo!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.