Secreto mejor guardado: Salazogue, Oviedo.

publicado en: Asturias, Comer en Asturias, España, Oviedo | 1

Sí, sé que suena pretencioso decir que tienes un restaurante preferido en una ciudad en la que solo estuviste dos días. Pero aquellos que conocen este lugar en pleno centro de Oviedo me entenderán, Salazogue es mágico, es agradable y las sensaciones que dejan sus platos en el paladar son únicas.

Tras enamorarnos de Santa María del Naranco y San Miguel de Lillo, decidimos escoger un lugar tranquilo, de buen precio y que, sobre todo,  no fuera una trampa de turistas para comer; y gracias al consejo de San Tripadvisor nos topamos con este pequeño restaurante en una pequeña pero alegre plazuela formada por el cruce de las calles de Cimadevilla y de San Antonio, y a tiro de piedra de la Catedral.

Salazogue, Oviedo

Tres platos nos dieron a escoger como parte del económico menú del día, y tres platos probamos que nos dejaron queriendo repetir. Sopa de verdura, marmitako y escalopines al cabrales, platos sencillos y preparados con tal cariño que  te quedan ganas de quedarte viviendo allí, en su agradable patio lleno arte y diseño. Y comiendo, comiendo esta deliciosa comida, y ese marmitako de salmón con pimienta negra, uminúsculas bolitas que explotan en la boca y dejan el sabor preciso y justo para dar paso al carácter del salmón, para combinarse luego con las patatinas, que han absorbido ya el caldo y todas las demás especias.

Salazogue, Oviedo.

Y mención aparte, también, merece el espectacular tocinillo de cielo (flan de yema de huevo y azúcar) coronado por una lámina de manaiz y chocolate que nos dieron de postre. El tocinillo de cielo es pura textura, una textura dulce y tersa que se saborea perfectamente y que Salazogue supo agrandar con la crocantés del manaiz bañado en chocolate.

Salazogue, Oviedo.

Llegué a Asturias buscándome encontrar sus bellos paisajes y comida deliciosa, y vaya si los encontré. Y vaya si volveré.

Salazogue
Calle San Antonio 3, Bajo.
Oviedo 33003
Asturias.

Avatar
Seguir juanamaol:

Juana es arquitecta, colombiana. Cree en la constante búsqueda estética de lo que le rodea, cree en la observancia del entorno como forma de entender la arquitectura y la ciudad y el mundo, cree en los viajeros irreverentes detractores de convencionalismos y es partidaria de la iconoclastia. Cree en hablar cuántas lenguas quepan en la cabeza, cree en escribir y leer como método liberador. Cree en la curiosidad y la creatividad y en nunca dejar de aprender.

Avatar
Últimas publicaciones de

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.