Mistura Ice Cream

[space_20]Hay algo especial sobre comerte un helado muy rico, tal vez sea esa sensación en las papilas gustativas de pleno y absoluto placer, de una deliciosa crema helada deshaciéndose poco a poco en la parte de atrás de la lengua, que bien puede ser un punto g, pero g de gastronómico. Y cuando hay sorpresas como pedazos de brownie o fresas o caramelo, que te encuentras casi por accidente, pero con la certeza de que si es un buen helado sabes que te sorprenderá, que será un encuentro animado con los sabores que ya tienes en la boca, es simplemente inolvidable. En Mistura son especialistas en crear estas sensaciones con sus helados y muy magistralmente con su Chai latte, sí, incluso con un té.[space_20] [space_20]Una de sus creaciones más espectacular es su combinación de Helado de chocolate (el mejor de Madrid a mi parecer), escamas de sal, cayena y aceite…

Leer más

[space_20]Hay guacamoles de todo tipo. Algunos picantes, otros sosos, muchos con demasiada cebolla o cilantro; y hay otros que nunca llegas a entender, sea por su exceso de tómate o por qué a alguien se le pasó la mano con el limón (o lima, depende del hemisferio en que te encuentres esta fruta cambia de nombre). Y después está el guacamole perfecto, aquel preparado para potenciar el sabor del aguacate y hacer de la cebolla solo una pieza más que aporta sabor y textura, pero que jamás le quita protagonismo al ingrediente principal. Tiene las notas de acidez en el punto exacto para que el guacamole se deslice por tu boca suavemente sin sensaciones contradictorias.[space_20] [space_20]Hay nachos de todo tipo. Aquellos que no saben a nada, aquellos que saben a químicos industriales, y otros que saben a maíz. Maíz del bueno, del grande y jugoso que te puedes comer solo…

Leer más

Santa María del Naranco

[space_20]Es socialmente aceptado decir que viajamos a través de los sentidos, pero el 80% de mis viajes los vivo a través de mi estómago, un cicerone tirano que me lleva a planear un viaje siempre desde el aspecto gastronómico.  Así que planeo al milímetro donde comer, y lo demás me gusta descubrirlo poco a poco, como por accidente con muy pocas ideas preconcebidas en la medida de lo posible.[space_20] [space_20] Excepto en Oviedo. En esta ciudad la comida quedó relegada a un segundo plano para darle el más absoluto protagonismo a las faldas del monte Naranco y sus joyas arquitectónicas particulares, Santa María del Naranco y San Miguel de Lillo. Edificios que tuve el placer de conocer en la facultad de arquitectura, pero a los que ninguna descripción, análisis o foto les hacen la más mínima justicia. La magia de estos monumentos no solo radica en su antigüedad, sino también…

Leer más

[space_20]Sí, sé que suena pretencioso decir que tienes un restaurante preferido en una ciudad en la que solo estuviste dos días. Pero aquellos que conocen este lugar en pleno centro de Oviedo me entenderán, Salazogue es mágico, es agradable y las sensaciones que dejan sus platos en el paladar son únicas. Tras enamorarnos de Santa María del Naranco y San Miguel de Lillo, decidimos escoger un lugar tranquilo, de buen precio y que, sobre todo,  no fuera una trampa de turistas para comer; y gracias al consejo de San Tripadvisor nos topamos con este pequeño restaurante en una pequeña pero alegre plazuela formada por el cruce de las calles de Cimadevilla y de San Antonio, y a tiro de piedra de la Catedral.[space_20] [space_20]Tres platos nos dieron a escoger como parte del económico menú del día, y tres platos probamos que nos dejaron queriendo repetir. Sopa de verdura, marmitako y…

Leer más

Mamá Framboise

[space_20] Ganache de chocolate 70%, Mermelada de cerezas, Bizcocho de chocolate sin harina, Coulis de cerezas, Cereza Griote. [space_20]Así comienza mi pequeño viaje gastronómico en Mama Framboise, con esta sencilla descripción de una tarta Sacher de cerezas que no le hace ni la menor justicia a este pedacito de cielo de tan reducido tamaño. Recomiendo comerla en absoluto estado de meditación, con una compañía adecuada que te permita disfrutar en cada bocado de todas las diferentes sensaciones que cada nota de cereza le da a la tartita. Y digo nota porque es la única palabra que describe fielmente cada una de las partes de esta receta que se unen magistralmente para concebir una de las mejores tartas sacher que he probado en mi vida, con el perdón de los vieneses a los que creo que les gusta un pelín muy seca. Y digo también tartita, porque así como puedo establecer…

Leer más

Goiko Grill se ha convertido en el nuevo clásico de la buena hamburguesa. Te contamos como fue nuestra primera vez allá por 2015, siendo una auténtica desconocida.

Leer más

Verano en Madrid: Buns and Bones, Lavapiés.

Si buscas sabores tradicionales y sencillos este no es tu lugar. Un local, totalmente abierto a la calle y haciendo esquina que no llama la atención inmediatamente.

Leer más

[space_20]Todo empezó con una pareja de novios estableciéndose en Madrid después de vivir dos gloriosos años en Barcelona, donde se habían acomodado ya a la gastronomía propia de estudiantes en bancarrota de comida foránea y barata. Pero en medio de muchas decepcionantes búsquedas de comida medianamente decente y acorde al presupuesto se enamoraron de unas hamburguesas (de las que pronto hablaremos) que no solo eran baratas, pero deliciosas y con unas patatas fritas que rayaban en la perfección.[space_20] [space_20]La pareja, de nuevo, empezó su peregrinación de locales para encontrar la hamburguesa que tomaría el puesto de aquella que, con todo el dolor del mundo, dejaron en la ciudad condal. Tras meses de pesquisas infructuosas decidieron arriesgarlo todo y le escribieron inocentemente a un famoso crítico gastronómico para que les ayudara a encontrar su preciada ambrosía, con la desesperanza de aquellos que ya lo han perdido todo y esperan ya nada.…

Leer más

Al contrario de otros mercados de diseño que se han puesto tan de moda en Madrid o el Mercado de San Fernando que todavía mantiene su carácter de mercado de barrio, el de San Ildefonso es solo una plazoleta de comidas que utiliza el tirón que tiene el concepto de “Mercado” para atraer clientes.

Leer más

[space_20]La Gelateria Di Angelo es toda una institución en al barrio de Arganzuela, en las orillas del Río Manzanares. Es de estos sitios de barrio de toda la vida, donde te conocen y se alegran de verte, donde te dan recomendaciones simplemente porque creen en dar un buen servicio y te sientes bienvenido. Es de aquellos lugares que se convierten en un pequeño tesoro para los recién llegados al barrio y para aquellos que lo descubren accidentalmente. Y ese es nuestro caso. Algo que debido a mi obsesión con los helados puede, fácilmente, ser considerado algo del destino.[space_20] [space_20]Para mí el helado es casi una religión. Comerlo es un ritual que hay que aprender y respetar, no hay nada más descorazonador que ver a alguien comer un helado mientras deja que se derrita y se desperdicie en el suelo o en las manos. Si vas a hacer algo tan sagrado…

Leer más

[space_20]En la calle Montera, una calle demasiado concurrida y poco apreciada que se ha convertido en un lugar de paso entre Sol y la Gran Vía, encontramos un pequeño oasis. Un jardín en un lugar definitivamente inesperado, el ático de un local comercial, en este caso Salvador Bachiller.[space_20] [space_20]He decidido hablarles de este sitio por su ambiente, por la intención de ser un lugar inesperado y con un toque bucólico en un lugar con zonas grises como lo es la calle Montera. Y porque encaja perfectamente dentro de nuestra búsqueda de Secretos Mejor Guardados. Si pudiéramos describir este lugar con una sola palabra sería VERDE, porque es una terraza tapizada de naturaleza que abriga y da sombra, con espacios que invitan a sentarse y disfrutar del lugar. Cada rincón está fríamente calculado para ser inolvidable, el sitio en definitiva te ofrece un lugar único para hacer una pausa mientras caminas…

Leer más

Se acerca la primavera e inexorablemente los largos días de verano. Así que aquí, en De Pronto A Bordo, hemos decidido honrar esta estación con nuestros Secretos Mejor Guardados. Por lo que a partir de hoy y durante varias semanas exploraremos las terrazas y jardines, que ocultos, pululan por Madrid para que disfrutes de las temperaturas y los ánimos en alza. Y esta primera vez se lo que queremos dedicar a este pequeño jardín escondido entre el Paseo de Recoletos y el parque Villa de París en el barrio de Justicia, en el Institut Français. Y ciertamente este sitio parece un pedacito de Francia en pleno Madrid. Aunque la entrada puede parecer liosa, recomiendo seguir las instrucciones tan bien diseñadas para no perderse y disfrutar de lo que el corto camino al café te puede ofrecer, como las cupulinas llenas de murales dinámicos justo en la entrada o la hermosa…

Leer más

24/35