Viajar en OUIGO, la alta velocidad de bajo coste
Viajar en OUIGO, la alta velocidad de bajo coste

Viajar en OUIGO, la alta velocidad de bajo coste

Tras años retrasándose la liberalización de los viajes domésticos en tren en Europa, ha llegado un momento de alcanzar un importante hito. Renfe ya no vuela solitaria por las vías de España. Desde el 10 de mayo de 2020, OUIGO ha llegado para romper precios y darle algo de vidilla a una red que tanto nos ha costado a todos. Hoy os cuento, qué tal es viajar en OUIGO, cuánto cuesta y qué incluye.

¿Qué es OUIGO?

OIUGO es la primera de las dos compañías que entran a hacer la competencia a Renfe. No es un operador nuevo, de hecho, el proyecto lo lidera SNCF (la renfe francesa) y ya llevan varios años usando esta marca en Francia, compitiendo consigo mismos y con las aerolíneas de bajo coste que comenzaban a expandirse por el país galo.

OUIGO y Renfe en Puerta de Atocha
Apenas un tren de OUIGO entre la gran flota de Renfe en la estación de Puerta de Atocha de Madrid.
En Francia comenzaron con apenas un par de líneas y muy pocas estaciones. Hoy ya cruza el país de norte a sur y de este a oeste, uniendo con tarifas muy bajas las principales ciudades francesas. Si bien al principio es verdad que operaba desde estaciones periféricas (como Disney Land en vez del centro de París o Lyon-Saint Exupery en lugar del centro de Lyon), hoy ya hay combinaciones de todo tipo y sigue incrementando horarios. En España es probable que ocurra lo mismo.

¿Qué destinos tiene OUIGO en España?

Han comenzado tímidos, pero han ido a por el plato principal en España: la línea Madrid-Barcelona. Operan 5 trenes diarios en cada sentido y a veces paran en Zaragoza y, en verano, en Camp de Tarragona.

En el futuro se espera que llegue también a Málaga, Valencia y Alicante desde Madrid, aunque poco se sabe de cuándo lo harán. A pesar de que OUIGO opera en Francia, de momento no cruzan la frontera, ya que Renfe y SNCF operan los trenes entre Madrid/ Barcelona y Lyon/ Marsella/ Paris de manera conjunta.

OUIGO en Atocha
OUIGO llega a Madrid para unirla con las principales ciudades desde 9€.

La batalla está en el precio.

OUIGO no viene a ofrecer un gran producto, viene a llenar sus trenes y hacerlos rentables lo antes posible. Parece que lo está consiguiendo, pues las tarifas de 9€, 15€ o 19€ están por todas partes. Los trenes salen y llegan llenos a Madrid y Barcelona. Si paran en Zaragoza, son muchos los que ocupan en minutos los asientos que acaban de dejar otros.

No todos los billetes cuestan tan poco. Los hay también por 59€ o 69€, pero son tarifas que encontrarás más bien en puentes y fines de semana, cuando todos quieren subirse a un tren y escapar de su rutina. Lo más normal, en un fin de semana y con algo de antelación, es pagar 38-58€ ida y vuelta, pero a veces puede ser tan poco como 18€

Tarifas desnudas de OUIGO “para que puedas elegir”.

OUIGO es el bajo coste llevado a las vías. Sus tarifas base no incluyen nada, pero se lo puedes añadir todo. Viene a ser la revolución de un producto Premium, como cuando LEVEL rompió moldes en los vuelos transatlánticos de bajo coste.

¿Necesitas flexibilidad? La puedes conseguir por 7€ adicionales (eso sí, solamente es el derecho a cambiar de horario, la diferencia siempre se paga). El equipaje de mano se reduce en comparación con las operadoras tradicionales, ya que solo puedes llevar un equipaje “de cabina” y un bolso o mochila pequeño. Si quieres más equipaje, lo puedes añadir.

Espacio para equipaje a bordo
El espacio para el equipaje a bordo es limitado, por eso tiene un coste extra
Asientos de OUIGO ene l piso de arriba
Los asientos de OUIGO, pese a ser una empresa de bajas tarifas, son muy amplios.
La selección de asientos más cómodos, a lo que llaman OUIGO Premium, tiene un suplemento de 9 euros por butaca. En esos vagones, en lugar de 4 filas de asientos, encontrarás solamente 3. Y ya está. Otros servicios como el WIFI o tomarse algo en el bar, es de pago. La electricidad para cargar tus dispositivos, sigue siendo gratis en todos los asientos.

Mi experiencia a bordo de OUIGO.

Desde que pusieron los billetes a la venta, en diciembre de 2020, ya tenía mi puente en Madrid reservado. Era el primer puente después del Estado de Alerta que tuvo a toda España confinada en sus respectivas comunidades autónomas durante medio año (pero en diciembre, eso aún no lo sabíamos).

El billete me costó 38€ y podría pasar 3 días en Madrid para visitar a amigos. Finalmente, OUIGO quiso tener un gesto con todos sus clientes y permitió cambios gratuitos mientras durase el estado de alerta. Disfrutando del teletrabajo, pensé que lo mejor que podía hacer era alargar mi estancia en Madrid y quedarme más días con una nueva burbuja estable de convivencia

Embarque de OUIGO
Los trenes de OUIGO van muy llenos, por lo que necesitan bastante persona en puerta.
El nombre de este blog no es casualidad. De pronto, me vi a bordo. Bajaba las escalareas al tren mientras unos jovencísimos agentes de OUIGO buscaban pasajeros de OUIGO desde la zona de embarque al grito de “último minuto para bajar al OUIGO con destino Madrid”.

Al entrar adentro, subiendo al piso superior donde estaba asignado mi asiento, pude comprobar que son muchas las ganas de salir de nuestros días de confinamiento. ¡Iba a tope!

El asiento era cómodo, el tren corría y llegamos puntuales. Faltaba la cafetería para poder testarlo al completo. Las voces a bordo eran claras y me recordaban a aquella vueling jovial de hace 10 años. De todas formas, viajar en tren no tiene gran misterio y por suerte no es tan lioso como subirse a un avión.

Cosas que no funcionan, problemas con OUIGO

Pero no todo es oro en este nuevo servicio. Son puntuales, los trenes corren que da gusto y los precios son imbatibles. Sin embargo, por motivo de la pandemia, el OUIbar no estaba abierto. Sabiendo que iba en el tren de las 20:45, se había convertido en un problema. Ahora (agosto 2021), ya lo tienen abierto con algún combo de bebida con comida, o incluso cubatas a bordo. ¡Échale un vistazo!

Tampoco funcionaba el OUIfi a bordo en el tren de ida (y en el de vuelta, iba a tirones). Pero si tenemos en cuenta que Renfe ha tardado años en facilitarlo, seguramente ni lo esperábamos. Seguramente esto sea una cuestión técnica y de homologación del servicio en unas semanas o meses.

tren de dos pisos de OUIGO
Una imagen sencilla pero llamativa para dejarse notar desde el principio, no solo por el buen precio.

Entonces ¿Renfe o OUIGO?

El producto es realmente diferente, pero la esencia es la misma: llevarte de Madrid a Barclona en 3 horas o menos. A favor de renfe está la comodidad de sus trenes, sobre todo cuando viajas en los Siemens que ruedan que parece que vuelan. A mí me dio la sensación que el OUIGO se movía más. Seguramente porque iba en el piso superior.

Otra diferencia interesante, para los que se marean con facilidad, es que en el AVE de renfe se giran la mayoría de los asientos para que la gente siempre viaje en el sentido del tren. En UOIGO los asientos son fijos, por lo que la mitad viajan de frente, y la otra mitad, de espaldas.

También es importante la variedad de horarios. Renfe opera trenes muy frecuentes, cada 20 minutos en hora punta, mientras que OUIGO tiene 5 horarios. El año que viene comenzará ILSA, que será el punto medio en frecuencias y vendrá impulsada por Trenitalia y AirNostrum.

En precio, de momento, OUIGO es imbatible. En junio comenzará a operar AVLO de Renfe, y ya han estado vendiendo billetes a 5€ y 7€, por lo que la competencia se está poniendo muy interesante.

Ahora solo toca desear que la pandemia remita del todo y que todos podamos subirnos a esta nueva era de la alta velocidad en España. Y, esperemos, que pronto a muchos más destinos.

Un comentario

  1. Rubén

    Qué bueno que el bajo coste haya llegado por fin a los trenes españoles. Esperemos que con la llegada de las nuevas empresas tengamos precios todavía más competitivos y más destinos, ¿quizá también al extranjero? ¡Muy buen artículo!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.