documenta14: una lección para Kassel desde Atenas

documenta14: una lección para Kassel desde Atenas

publicado en: Alemania, Atenas, Europa, Grecia, Hessen | 0
Share on Facebook4Share on LinkedIn0Tweet about this on TwitterShare on Google+0

documenta14 encara sus últimos días. El 17 de septiembre se termina, no lejos de la polémica, una de las mayores reuniones entorno al arte contemporánea. documenta, el evento que cada 5 años gira la atención sobre Kassel (Alemania), ha arriesgado, y aprendido, de su paso por Atenas. Un intento de re-democratización del arte con lecturas muy diversas. Hoy os traigo mi visión como espectador de una cita que se hace esperar, pero que se deja disfrutar… ¡y de qué manera!

5 años de espera

documenta14 no es otra cosa que la decimocuarta edición de una exposición de arte contemporánea. Hasta ahí nada particular, hasta que te das cuenta que es una cita que supone más de 4 años de preparación y que invadirá toda una ciudad (o dos). Tanta dedicación no puede tener una repercusión cero en el mundillo. Lo excepcional de su frecuencia (no es una bienal y ni siquiera una trienal) viene reforzada por el espacio que ocupa: desde su nacimiento en Kassel en 1955 ha echado mano de todo tipo de espacio olvidado y obligando al visitante a recorrer las calles de una ciudad aparentemente poco atractiva.

Athens Conservatoire (Odeion), una de la sprincipales localizaciones del documenta14 en Atenas
Athens Conservatoire (Odeion), una de las principales localizaciones del documenta14 en Atenas

Esta gran celebración del arte contemporánea se cruzó en mi vida al vivir en Austria durante mi Erasmus en 2010. Hasta entonces ignoraba su significado, pero fue al estudiar estrategias de espacio y diseño en Linz cuando descubrí las continuas referencias a dicho evento. Dos años más tarde, en 2012, y aprovechando que vivía entonces en Berlín, me acerqué a entender por qué una ciudad de casi 200.000 habitantes puede levantar tanto revuelo durante 100 días.

Mi paso por el documenta13, celebrado en 2012, fue un giro importante a la hora de darle importancia a eventos de mayor envergadura a la hora de planificar vacaciones y escapadas. La exposición te marca un recorrido no escrito, ya que un único billete te permite visitar más de una veintena de espacios. De esta manera, Kassel dibuja infinitas combinaciones de itinerarios cambiantes en los que encontrar sorpresas por el camino.

documenta 14, dentro de un proceso de internacionalización del evento, se mudó a Atenas para madurar toda la curación de la cita. Nos han propuesto dos exposiciones de 100 días, paralelas en contenido pero no en fechas. Y a mi, me han dado una excusa para sumar a Grecia como país número 32 de la lista sin saber entonces que estaría a punto de enamorarme de un nuevo país.

Ruina y porvenir en la facultad de Bellas Artes de Atenas
Ruina y porvenir en la facultad de Bellas Artes de Atenas

“Aprendiendo de Atenas”

El equipo de documenta14 se mudó hace un par de años a Grecia y con ello llegó el título de este documenta “Aprendiendo de Atenas”. Desde Atenas querían entender la ciudad, abrir el arte al debate público y exponer el papel que puede tener el trabajo de los artistas en una sociedad en crisis. Grecia cabalgaba entonces hacia un abismo financiero, pero lo que pocos esperaban desde aquel entonces eran los dos rescates financieros, la crisis humanitaria de los refugiados y la crisis democrática que estaban aún por acentuarse o producirse. Los motivos que llevaban a documenta14 a Atenas no hacían más que dar la razón a una decisión estrambótica de separar el evento en dos (Atenas y Kassel).

Del paso por Atenas se han levantado daños colaterales, como el debate del desalojo de Villa Zografou o el haber arrasado con campamentos de refugiados. Pero yo no entiendo todo esto como acciones derivadas de la preparación del evento, sino historias que han ocurrido al mismo tiempo que la exposición y que han enturbiado el mensaje de documenta14. A fin de cuentas, una de las líneas rojas que se habían establecido en el grupo de trabajo era la de colaborar únicamente con instituciones públicas. Y he aquí la paradoja, ya que dependían de unos regidores que aplicaban acciones contrarias a las del evento que ayudaban a organizar.

Para más inri, el intento de debate público con la celebración del “Parlamento de los cuerpos”, en el que buscaban romper con la mesa redonda para invitar a todo el mundo a alzar la voz, no tuvo el resultado esperado. documenta14 buscaba democratizar el arte, no quería conformarse con tener un público pasivo, y fracasó en el intento. Pero no podemos culparlos solo a ellos. ¿Está la audiencia de hoy en día preparada para su activa participación del arte contemporánea? La respuesta fácil es decir que no, pero yo me atrevo a decir que documenta14 se está convirtiendo en una brecha incendiaria de aproximación al arte, nada lejos de la intención el evento en los años 50 (donde expuso Picasso, por poner algún ejemplo).

Odeion de Atenas, parte del eje central de documenta14 en Atenas
Odeion de Atenas, parte del eje central de documenta14 en Atenas

De Atenas a Kassel, 2.500 reflexiones

No sé cuantos se habrán animado a visitar ambas partes como yo. En Abril, pocos días después de la inauguración, recorría las calles de Atenas con un abstracto plano del evento. Smartphone en mano, recorría unas ruinosas calles testigos de casi una década de crisis. Caminé a lo largo de vías del tren por las afueras de una Atenas de energía contenida buscando mensajes entre obras de artistas que viajarían entre ambas capitales. Descubrí una capital deseosa de gritar al mundo, pero ahogada por la política que tanto enfrenta este documenta14.

Los 2.500 kilómetros que separan Atenas de Kassel son sinónimo de un viaje introspectivo. 2.500 kilómetros que dibujan una brecha en Europa que bien podría ser el recorrido de un refugiado en busca del maná alemán. Pero claro, esto no se lo podían imaginar como realidad de cientos de miles de personas cuando comenzaron. Algunas obras, como el jabón de Otobong Nkanga, proponían un inicio en Atenas (su producción) y un fin en Alemania (su venta).

Otobong Nkanga y su obra performativa en documenta14.
Otobong Nkanga y su obra performativa en documenta14.
EMST Museo Nacional de Arte Contemporáneo Griego
La colección del EMST (Museo Nacional de Arte Contemporáneo Griego) ha invadido el corazón del documenta14 en Kassel

La realidad es que este camino lo emprendieron todos los artistas. Han expuesto en ambas localizaciones, pero con contextos muy distintos. Para más paradoja de mi año viajero, y a pesar de que Atenas la visité en abril, llegué a Kassel en agosto después de 10 días por las islas griegas. Tal vez ese paso de la vida bohemia en las islas a un Kassel más gris hicieron que la lectura cambiase. Reconozco también que leer las horribles noticias del atentado en las Ramblas de Barcelona mientras visito una exposición que gira en torno a temáticas como la guerra, la exclusión, la xenofobia y la crisis política, democrática, económica y migratoria, hizo que cobrase una especial intensidad.

Las reflexiones sobre la imperfección del mundo en el que vivimos han sido constantes durante los dos días de mi paso por Kassel. La segunda parte de documenta14, en Kassel, la explicaban muchos como “mejor” que la de Atenas, mientras que mi visión es que Atenas era la antesala de lo que estaba por venir en Alemania. Tal como la crisis griega lo es de la sociedad que nos espera si no actuamos de manera responsable y solidaria.

La crítica no ha sido del todo generosa con una exposición que arriesga y rompe los moldes de lo visto hasta ahora en muchos museos y bienales. Desprecia el espectáculo en favor de la reflexión. Aproxima los mundos en vez de fomentar una mayor brecha dibujada por esos 2.500 kilómetros que separan el norte del sur. Y no es casualidad que cedan el Fridericianum de Kassel (el corazón de documenta) a la colección del relanzado EMST (Museo Nacional de Arte Contemporáneo griego) bajo acusaciones de improvisación. ¿No es acaso la improvisación parte de la esencia misma de la vida y el latir de nuestras ciudades y pueblos?

Visitar documenta14, desde sus dos escenarios, me ha abierto los ojos a una dura pero evidente realidad. Siempre ha estado ahí, pero vivimos de espaldas a ella. Enfrentarte a ello desde una de tus actividades lúdicas puede ser una de las claves de aprendizaje en este documenta que cierra sus puertas. Y he aquí el triunfo de esta exposición en el viaje de mi vida.

Señal de salida en documenta14 en Atenas

Share on Facebook4Share on LinkedIn0Tweet about this on TwitterShare on Google+0
d_lopezalvarez
Seguir d_lopezalvarez:

David López es el fundador del blog de viajes De Pronto A Bordo. Basado en Barcelona pero muy a menudo por Berlín. Ha estudiado diseño gráfico y de interiores, pero se ha redifinido bastante rápido como trotamundos. A punto de visitar su país número 30, tras haber vivido en 5 países europeos. Al ser las distancias en Europa muy cortas, ha empezado a explorar el mundo en 2012 de manera más espontánea, y ahora, escribe sobre ello.

Dejar una opinión