Piscinas naturales de Biscoitos en Terceira

Qué hacer en Terceira, la isla violeta de las Azores

publicado en: Azores, Europa, Portugal | 0
La visita a Terceira es el final de una semana de viaje por parte del archipiélago azoriano. En anteriores artículos ya os conté como disfrutar de un día solitario por Santa María y de una visita relajada de varios días a San Miguel. Hoy toca la isla violeta entre las azores, nombre que recibe por las abundantes y gigantescas hortensias que dominan sus campos. Junto con el artículo en el que te hablo de Angra do Heroísmo y Praia Victoria, te puedes hacer una idea de qué hacer en Terceira.
Angra do Heroísmo, capital de Terceira, en las islas Azores
Angra do Heroísmo es la capital de Terceira, la segunda isla más poblada y una de las que más vida tiene.

La capital de Terceira, Angra do Heroísmo, se encuentra en el sur de la isla y es el resultado de un gran resurgir tras el terremoto de 1980. De sus techos, antiguos o nuevos, se dibuja la brecha de la destrucción. Tan solo tres años más tarde, las buenas noticias llegaban a la capital con la denominación de Patrimonio de la Humanidad. Y como de las ciudades de Terceira ya os he hablado, me centro hoy en recorrer la isla y acercaros a su naturaleza y gastronomía.

Meca de la geología

Terceira supone un punto de estudio interesante especialmente para los amantes de la geología. La triple unión de placas tectónicas convierten a la isla en un lugar singular en el Atlántico. También lo es por la presencia de Algar do Carvão, un acontecimiento geológico único en el mundo, donde visitantes pueden descender hasta cien metros. Allí se puede contemplar el escenario resultante de la batalla del magma contra la piedra, en su intento de huída al exterior. Si bien escapo de las listas de “citas obligadas”, sí que considero que no puedes dejar pasar estas cuevas al visitar Terceira.

No muy lejos tienes una visita que complementa Algar do Cravão. Se trata de la Gruta do Natal y también se puede visitar (de hecho hay un ticket que combina ambas visitas a un mejor precio). En esta gruta el recorrido de la cavidad es de 700 metros, pero no puedo contaros más, al descartarla en nuestra visita. Donde sí que paramos fue en Furnas do Enxofre, una serie de fumarolas que están a medio camino entre ambas grutas. Verás aquí como la tierra sigue humeante en un intenso olor a azufre. Si necesitas más información sobre las grutas, la encontrarás en Associação Os Montanheiros, que se encargan de ambas visitas.

Qué más ver en Terceira: naturaleza

La excelente red de carreteras de la isla hace que la visita sea fácil y sin complicaciones, pudiéndola visitar de manera circular con coche propio o en transporte público. Entre los lugares favoritos de los azorianos se encuentra Biscoitos, unas piscinas naturales precedidas de todo tipo de chiringuito con los productos más artesanales (o simplemente populares). Nosotros pasamos un rato agradable pese a la multitud que visita el lugar (nada que ver con Praia Victoria que estaba vacía el día antes). Desde las rocas puedes lanzarte a algunos de los lugares más profundos, o puedes bajar por las escaleras metálicas que hay instaladas.

Terceira suele visitarse en uno o dos días con facilidad. Depende también del tiempo que se dedique a su patrimonio natural, como la Reserva Forestal de la Serreta y las zonas de recreo Lago das Patas (que se trata de un lago artificial que funciona como bebedero para las vacas) o Mata da Serreta, donde el musgo parece haberse apoderado del tiempo.

Descubrirás también en tu camino por la carretera litoral dos islotes muy rocosos. Los llaman Islas de las Cabras, pues los primeros exploradores usaban las cabras para ver si las condiciones climáticas eran las idóneas. También destaca en el paisaje arquitectónico la continua presencia de los imperios, unas pequeñas capillas dedicadas al Espíritu Santo coloridas y llenas de simbología. Por ejemplo, las verás siempre con una corona y una paloma en lo más alto, así como la simbología básica de los oficios a los que se dedica cada templo.

Dónde dormir y comer en Terceira

Terceira, al igual que San Miguel, tiene bastante donde escoger. Desde campings a un par de kilómetros de Angra do Heroísmo, hasta los hoteles más refinados. Como siempre, mis opciones son intermedias, ajustando al máximo el presupuesto en alojamiento para poder extender los viajes. Lo bueno de Angra do Heroísmo es que guarda una joya oculta. Se trata de My Angra, boutique hostel.

Cuando me puse a vueltas con alojamiento, me di cuenta que llevaban poco tiempo abiertos. Apenas unas semanas. Esto podía ser algo peligroso, pues apenas había referencias… pero tenía que arriesgar. El aspecto de My Angra era genial. Al llegar, las expectativas no solo se cumplían, sino que se superaban. Habitaciones privadas muy bien decoradas y habitaciones compartidas donde la privacidad y seguridad eran lo primero. Cada cama tenía su cortina, con su enchufe y luz de lectura. También, con tu tarjeta magnética, podías cerrar todo lo de valor en una taquilla.

De los restaurantes que he probado, hay uno que me gustó especialmente. Nos llevaron dentro del tour de día completo que habíamos contratado y fue todo un acierto. Se trata del Restaurante Rocha en Porto Judeu. Allí el menú comenzó con una sopa de tomate y patata (las sopas son un básico portugués para abrir estómago). El plato principal fue algo típico de la gastronomía de Terceira, la alcatra de ternera (un estofado en cazuela de barro) con su guarnición de patata. El postre, también local, estuvo exquisito. Todo ello, acompañado de vino para beber.

Cómo llegar a Terceira

A Santa María y San Miguel las separan apenas 81 kilómetros, y son parte del mismo grupo de islas (el Oriental). Terceira, en cambio, se encuentra a unos 160 kilómetros y forma parte del grupo central de islas. El ferry tardará al menos cuatro horas en llegar y lo hará por el norte de la isla a Praia Victoria (y lo hará solo de mayo a septiembre, ya que en invierno no hay barcos desde ninguna de las islas que he visitado). Si la travesía por el Atlántico se complica, una gran playa de arena fina espera a la llegada a la isla. También, una calle comercial llena de opciones ayudará a endulzar la llegada a la isla violeta.

Finalizar la ruta en Terceira facilita mucho el regreso a casa. Su aeropuerto es el segundo más importante del archipiélago y también cuenta, como Ponta Delgada, con vuelos directos a más destinos de Europa y no solo al Portugal continental y otras islas. Recuerda que si tu vuelo de llegada o salida inicia o termina en Lisboa, Oporto o Funchal, puedes disfrutar también de vuelos gratuitos a otras islas. Llegar desde las otras islas en avión no suele ser un problema. Desde San Miguel hay varios vuelos al día, pero no es el caso desde el resto de islas más pequeñas. Los horarios están todos disponibles en la web de Azores Airlines.

Con este post termino los 6 capítulos dedicados a mi semana por las islas más occidentales. Es un buen inicio, fácil, para abrir apetito por las azores más abruptas y menos visitadas. Una toma de contacto que te dejará con ganas de probar el resto de maravillas que esconden estas nueve perlas del Atlántico, tropicales, pero muy portuguesas.

David Lopez
Seguir David Lopez:

David López es el fundador del blog de viajes De Pronto A Bordo. Basado en Barcelona pero muy a menudo por Berlín. Ha estudiado diseño gráfico y de interiores, pero se ha redifinido bastante rápido como trotamundos. A punto de visitar su país número 34, tras haber vivido en 5 países europeos. Al ser las distancias en Europa muy cortas, ha empezado a explorar el mundo en 2012 de manera más espontánea, y ahora, escribe sobre ello.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.