Los trenes de Renfe-SNCF te llevan a 15 destinos en Francia. A nosotros, a nuestra escapada a Narbona

Escapada a Narbona

publicado en: Europa, Francia, Narbona | 2
Cuando me llegó la invitación para ir a visitar Narbona y a comer en Les Grands Buffets, no me lo tuve que pensar mucho. El sur de Francia siempre ha estado en la lista de deseos desde que vuelto a Barcelona. Había visitado ya Toulouse, Montpellier y Lyon, por lo que quedaban todavía muchas ciudades en la lista. Sin ser un gran fan del coche de alquiler, ir en tren o bus es lo que más me apetece. Esta escapada a Narbona suponía subirse a uno de los trenes de Renfe-SNCF, ya solo por eso, merecía la pena.

El paseo que os propongo en este post es para pasar un día en Narbona. Una escapada por el Sur de Francia que te sugiero que combines con otro destino de la región. Por ejemplo yo combiné Narbona con la ciudad de Perpiñán. De todas formas, con la lista de destinos en tren desde Barcelona, bien podría ser cualquiera de los 15 destinos en Francia de Renfe-SNCF.

Estación de tren de Narbona
Estación de tren de Narbona, el lugar ideal para comenzar tu escapada a Narbona

Cómo llegar a Narbona

Para llegar a Narbona tienes varias opciones. En España somos mucho de tirar de nuestro coche (para los afortunados que tienen uno), o de subirnos a un avión por cuatro duros y pasar el fin de semana en algún destino azaroso. Para llegar a Narbona, en cambio, tienes un plan mucho mejor: subirte a un tren de Renfe-SNCF. Renfe y SNCF son las operadoras de tren de toda la vida en España y Francia. Desde que en 2015 se unieron ambos países por un mismo tipo de vía, han unido sus fuerzas. el resultado es un servicio rápido, muy cómodo y bien de precio si planificas un poco.

Puedes llegar desde Barcelona a Narbona en los trenes de Renfe-SNCF en apenas dos horas y desde Madrid en unas cinco horas. El precio de oferta en turista parte de los 25€, si bien lo más normal es encontrarlo a 29€ (y por 34€ en primera). Uno de mis consejos, es que eches un vistazo al precio en primera clase. A veces por tan solo dos euros más puedes viajar en primera clase. La primera clase de Renfe-SNCF significa poder visitar su sala VIP en las estaciones españolas y viajar en una butaca más ancha con enchufe propio. Para estos trayectos Renfe ha puesto sus trenes más cómodos, y SNCF los duplex (de dos pisos), por lo que las vistas son incluso más impresionantes.

Piso superior de un TGV Duplex
Piso superior de un TGV Duplex, perfecto para disfrutar, más si cabe, de las vistas en la ruta.
vagón cafetería de los trenes Renfe-SNCF
Sin tener que caminar mucho, llegarás al vagón cafetería de los trenes Renfe-SNCF. El viaje se te hará incluso más corto
El problema del tren es que se va llenando rápido (no es para menos). Si no encuentras ofertas y el billete sube de 60€, puedes optar por el bus. Te ahorrarás algo de dinero, pero lo perderás en confort y tiempo en destino. Además, el bus también sube de precio (y por descontado, dependiendo la hora, te verás atrapado en el tráfico), por lo que te toca ser rápido. También debes de fijarte, pues cada operadora tarda un tiempo diferente. Dependiendo de la compañía y el recorrido, tardarás entre 3 horas 10 minutos y 4 hora y media. En tren son siempre 2 horas.

Visita guiada por el casco histórico de Narbona

Al llegar a la ciudad nos esperaba nuestra guía turística. Natalia, que nos acompañó durante una hora, comenzó su visita por el barrio de los Canónigos. Allí se encuentra la catedral de Narbona, dedicada a San Justo y San Pastor e inacabada por ponerse la muralla de la ciudad en su camino. Esta catedral de estilo gótico no ha visto su fin y aguarda, con algunas partes abiertas al cielo, que algún día su dicha cambie. No parece que vaya a ser así. Sí verás, en cambio, como avanzan algunos de sus trabajos de restauración.

Hotel de Ville en Narbona
El más claro ejemplo de la Narbona romana se encuentra a la vista delante del Hotel de Ville en Narbona.
Las gárgolas de la catedral de Narbona
Las gárgolas de la catedral de Narbona.
Del siglo XIII de la catedral retrocedemos en el tiempo hasta la Narbona romana del II a.C. Lo observamos sobre todo en la plaza del ayuntamiento (Place de l’Hotel de Ville) donde aun se conservan las piedras originales de la histórica Vía Domitia, el camino original que unía España con Italia en el siglo II a.C., pero descubierta a finales del siglo XX.

En nuestra acelerada visita o nada, continuamos hacia el Canal de la Robine (Patrimonio Mundial por la UNESCO) y el Puente de los Mercaderes. El Canal de la Robine llega a encontrarse con el famoso Canal du Midi y permite visitar Narbona a bordo de un barco. Visto lo que íbamos a comer después, hubiese sido una fantástica opción para cerrar el día.

La última parada antes de ir a Les Grands Buffets nos permitía abrir apetito. Era el Mercado de Les Halles (un nombre muy recurrente para los mercados en Francia). Dicho mercado no es solo donde comprar los productos más frescos de los mejores productores, sino también eje de la vida social en Narbona. Dentro de este mercado de estilo Baltard encontrarás una infinidad de restaurantes y puestos donde tomarte un aperitivo o alguna tapa acompañada de un buen vino.

Imperioso órgano en la catedral de Narbona
Imperioso órgano en la catedral de Narbona
Declarado patrimonio de la humanidad, el Pont de Merchands
Declarado patrimonio de la humanidad, el Pont de Merchands

Las oficinas de turismo de Francia se aseguran ofrecer un buen servicio de guías a pie en las ciudades. Ya tuve una muy buena experiencia en Lyon, y en Narbona también me gustó mucho la compañía de la guía que nos tocó. Si quieres conocer en más profundidad Narbona, te aconsejo que le eches un vistazo a la web de la oficina de turismo de Narbona. En ella hay diferentes opciones, aunque tal vez la más interesante es la de 2500 años de historia. Verás que hay un formulario para preguntar los horarios (oscilan bastante). Si vas ya a contrarreloj, puedes llamar por teléfono para pedirles información más inmediata (en casi todas las oficinas del Sur de Francia hablan castellano).

Es interesante que escojas alguna de estas visitas guiadas para acceder a localizaciones como el Horreum, ya que nosotros no tuvimos tiempo. Se abrieron al público En los años 60 tras unas excavaciones arqueológicas y son otro testimonio de la Narbona romana. Otro de los monumentos que te interesará visitar es la preciosa Abadía de Fontfroide, una abadía cisterciense muy bien conservada y especialmente entretenida en verano al poder visitar sus jardines.

El Mercado Les Halles, en Narbona, una parada ideal en tu escapada a Narbona
El Mercado Les Halles, en Narbona, una parada ideal en tu escapada a Narbona

Comer en Les Grands Buffets

Lo habrás oído cientos de veces “no puedes ir al sur de Francia si no pasas por Les Grands Buffets. Para muchos, el mejor buffet del mundo, para otros, una experiencia gastronómica sin parangón. Yo, que he nacido en la Capital de la Langosta, me he criado rodeado del buen marisco gallego y de la mejor ternera de rubia galega… he de decir ¡que no les falta razón! Cientos de miles de personas pasan por aquí cada año (y no exageramos, cuando abren la terraza ¡el aforo supera las 500 sillas!). A pesar de ya ser una experiencia gastronómica reconocida, convertirse en el escenario de una de las pruebas del famoso programa Master Chef, fue la puntilla final para que necesites ahora una reserva con antelación de dos meses (¡avisado quedas!).

Las esculturas de Hervé Di Rosa en Les Grands Buffets
Las esculturas de Hervé Di Rosa son un conjunto único que decora el jardín de Les Grands Buffets
Fuente de bogavantes en Les Grands Buffets
Tal vez la imagen más compartida de Le Grands Buffets: su fuente de bogavantes (¡no son langostas!)

Lo que más sorprende, nada más llegar, es su emplazamiento. Dentro del Espace De Liberté Du Grand Narbonne conviven varias actividades, como la natación, el patinaje o los bolos. Debe ser una llamada a quemar todas las calorías que prometes acumular al pasar por el restaurante más famoso del sur de Francia. Su decoración, aburguesada y barroca, incluso con un toque kitsch, acaba en un segundo plano cuando tu atención se centra en los más de 45 quesos (algunos españoles), 9 especialidades de foie gras, 7 clases de jamón… Pero que no te ciegue lo más cuantitativo, porque también es cualitativo. La sección de mariscos no decepcionará, pudiendo elegir entre ostras, caracoles de mar, (¡fuente de!) bogavante… Tampoco lo hace el grill de carne al momento, donde puedes escoger entre una veintena de opciones (entrecot, steak tartar, vieria gratinada, bogavante a la americana…).

Comer en Les Grands Buffets, Narbona
Todo el foie gras está delicioso, no dejes de probarlos. Para acompañar, el pan “brioche”.
Comer en Narbona, en Les Grands Buffets
En tu escapada a Narbona puedes comer en Les Grands Buffets y dejar que te expliquen sus más de 45 quesos.
La selección de mariscos de Les Grands Buffets.
La selección de mariscos de Les Grands Buffets. ¡Sabe a mar!
Para finalizar 100 tipos de postres (todos caseros) te pondrán el cierre del menú complicado. No te cortes y coge varios. Atrévete también con las especialidades marroquíes (en colaboración con un pastelero local) y la veintena de sabores de los helados que también facilita otro proveedor local (y que ahora incluye al menos 2 variedades veganas).

Si vas en primavera o verano, siempre y cuando haya florecido el jardín (hasta entonces no lo abren), podrás disfrutar de la fantástica terraza. La sombra está garantizada para toda tu estancia, y los aromas del jardín te ayudarán en esta experiencia gastronómica y única. Todos estos manjares, por tan solo 35,9€ por persona (17,9€ para niños de 6 a 10 años). Si viajas con niños, hasta los 5 años no pagan, ¡así que aprovecha! Ellos también se lo pasarán fantásticamente con los buffets de platos más sencillos (pasta, patatas, carne, fruta ¡y los postres!).

fuente de chocolate entre los 100 postres de Le Grands Buffets
La fuente de chocolate capitanea una sección de 100 postres caseros en Le Grands Buffets
La variedad de postres marroquíes en Le Grands Buffets
La variedad de postres marroquíes son de lo poco que no hacen en Le Grands Buffets. Se lo encargan a un productor local
David Lopez
Seguir David Lopez:

David López es el fundador del blog de viajes De Pronto A Bordo. Basado en Barcelona pero muy a menudo por Berlín. Ha estudiado diseño gráfico y de interiores, pero se ha redifinido bastante rápido como trotamundos. A punto de visitar su país número 34, tras haber vivido en 5 países europeos. Al ser las distancias en Europa muy cortas, ha empezado a explorar el mundo en 2012 de manera más espontánea, y ahora, escribe sobre ello.

David Lopez
Últimas publicaciones de

2 Respuestas

  1. MARGARITA DEL MAR HERRERO TIRADO

    Gracias por tu información me gustaría que me agregue al grupo de wassap para saber ofertas . Chollos. Me encanta viajar. GRACIAS

    • David Lopez
      David Lopez

      Hola Margarita. El grupo de los chollos es en realidad un sistema de alertas de algunas aerolíneas como Eurowings y, sobre todo, de Viajeros Piratas. Viajeros Piratas tienen en su web las indicaciones para enviarte alertas de ofertas.

      A parte yo tengo con unos amigos un grupo de whatsapp donde comentar temas sobre aeropuertos, y a veces incluímos ofertas. Pero eso es más personal.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.